Mindfulness de 10

El miedo llama a la puerta

Los miedos adquiridos en las etapas de desarrollo son cruciales para conocer muchos aspectos de la vida adulta de una persona. Estos miedos adquiridos desde nuestra crianza influyen mucho en la libertad de experimentar la vida con todo lo que ello representan. Habilitan o no a crecer y transformarse. Los adultos que están a cargo de la niñez, son muchos más que figuras de autoridad, manutención y suministro de lo básico para sobrevivir. Son verdaderos docentes de la vida. Así como del padre se aprende la constancia, la templanza frente a los desafíos, el rigor, el esfuerzo, la protección y el sostén; de la madre,  la calidez, las emociones al servicio de la integración con la vida, el entendimiento -y toda la inteligencia alrededor de ella-, la relación con la sensibilidad y la resolución creativa de muchos dilemas existenciales. Al mismo tiempo que esto se cruza e interconecta (y no es cien por ciento exacto), de los padres o tutores de la vida el ser humano aprende su relación con su interior y la relación con el mundo que le rodea. En muchos casos, quienes han sido criados con miedo, de alguna forma han sido criados para no asumir el [...]